¡QUÉ NOS PASO¡… – Periódico Página100 – Noticias de popayán y el Cauca

¡QUÉ NOS PASO¡…

Por: Grace Patricia Gallego Suárez

La historia del hombre…, ese largo trasegar por diferentes estadios, repleta de episodios épicos, legendarios…, engrandecieron al ser que se sintió superior…

Se hizo al son de trompetas y tambores, triunfos y derrotas, dejando una estela roja…

El guerrero, empuñando una lanza, el arco, la espada o una bayoneta, conquistador fiero, conoció las armas y dominó al mundo, grandes o pequeños territorios, donde pudo enseñorearse sobre los indefensos.

Es una historia cíclica, se repite con la velocidad con que avanzamos, no aprendemos…

Se ha convertido con el tiempo, en el más lucrativo de los negocios. Conviene provocar guerras, patrocinarlas, sus ganancias favorecen a una élite selecta, dejando a otros, derrotados, sin aliento. 

Se pierde en la noche de los tiempos, esa doble actitud de defenderse y hacer la guerra, se quedó en nuestro ADN, agresivos, a la defensiva, altivos, para ocultar miedos.

Hoy, en la modernidad del siglo veintiuno, hemos cambiado las tácticas, son más sutiles, o quizá… no. Más contundentes, se ha degradado la guerra, se ofende, se hiere, se agrede, se irrespeta…, no hay medidas, ni normas que nos permitan sabernos “civilizados”.

Las pequeñas cosas, provocan reacciones violentas, donde la vida es un campo de batalla, por el que pita, el que no da el paso, o simplemente, el que cree, “usted no saben quién soy yo”?

Perdimos valores, modales, no saludamos, porque se pierde estatus, Carreño se quedó archivado en la memoria de quienes ya somos mayores, solo es importante el poseer, al precio que sea, no ¡importa¡…

Todos indiferentes, nos volvimos insensibles frente a las masacres, frente al dolor, nos asusta el Covid, pero los muertos que por doquier se ven, no causan el mismo pánico.

Salir a la calle es una aventura, la sorpresa del raponeo, nos puede costar la vida, o los oídos quedan maltrechos al pedir: ¡guardemos la distancia¡ Los ancianos son mirados con un cierto desdén, y hasta los gobernantes se expresan de este  sector de la población, con la actitud de quien considera será eternamente joven.

Los unos asaltan, asesinan, los noticieros los reportan, algunas voces se levantan, sin resonancia en ninguna parte.

Duele la indiferencia, duele nuestro silencio…, no pertenece a nadie, este dolor de multitudes, es la indolencia de una sociedad en su conjunto, que al fragor de la violencia se insensibilizó.

Me duele un mundo que agoniza, donde todos…, volteamos para no ver, lo que realmente pasa.

SOURCE : PAGINA 100

BY: Grace Patricia Gallego Suárez gracegallego75@gmail.com

ILLUSTRATION : Grace Patricia Gallego Suárez

PAGINA 100 POPAYAN COLOMBIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Accede al grupo de WhatsApp Noticias grupo1 👇

Accede al grupo de WhatsApp Noticias grupo2 👇
A %d blogueros les gusta esto: