¿Por qué los dramas lésbicos, de épocas antiguas, se han vuelto recurrentes y relevantes? – Periódico Página100 – Noticias de popayán y el Cauca

¿Por qué los dramas lésbicos, de épocas antiguas, se han vuelto recurrentes y relevantes?

Para nadie es un secreto que no fue sino hasta hace poco que las producciones enfocadas en el movimiento LGBTQ+ empezaron a tomar “protagonismo” en las carteleras, la televisión y los actuales servicios streaming. Lo que antes parecía un tabú ahora es de los “géneros” más vistos y hasta celebrados por la Academia de las Artes y las Ciencia Cinematográficas, pero, ¿por qué?

Muchos dirán que la respuesta es más que sencilla: estamos en el siglo 21 y la pelea por los derechos, y la inclusión, de la comunidad LGBTQ+ ha cobrado más fuerza. Sin embargo, no es que sea complicado, pero hasta el sol de hoy solo existe un 18,2% de representaciones de esa comunidad en el cine, y, aunque no tienen la misma promoción que las contrapartes heterosexuales, aún siguen teniendo mucho éxito.

Algunos dirán que es el morbo lo que ha llevado a producciones como ‘Downtown Abbey’, ‘Pose’ y hasta la ganadora al Óscar, ‘The Favourite’, a lograr grandes resultados. No obstante, no es la curiosidad la razón de los buenos resultados, en cambio, es la necesidad de la audiencia de ver cosas que antes eran prácticamente un mito, eran como un secreto.

No cualquier historia, sino las antiguas

Si bien estamos conversando del auge que han tenido las producciones con presencia de personajes lésbicos, no son películas de cualquier época. Son cintas de las épocas más antiguas, donde se pretendía que la mujer solo debía servir al hombre, ser un ejemplo de su familia y sonreír bonita para las “fotos”. ¿Casualidad? No lo creemos.

Detrás de la necesidad de ver historias ocultas, existe también el creciente posicionamiento de la voz femenina y del empoderamiento de la mujer en cualquier etapa de su vida. Y no, no estamos afirmando que producciones como ‘The Favourite’ o presencias de lesbianas en serie de “época” como ‘Las Chicas del Cable’ son meramente declaraciones feministas, nada que ver.

Pero, no se puede negar que si hay algo que le dé poder a una mujer, es el derecho de ser quien quiera ser por encima de todas las cosas, tal como siempre se le ha concedido a los hombres.

Fue entre el siglo 18 y el siglo 19 cuando el término “lesbiana” cobró sentido para aquellas relaciones interpersonales, que iban más allá de una amistad, entre las mujeres. Para principios del siglo 19, esas relaciones intensas entre el mismo género femenino eran consideradas “amistades románticas”, ya que no había una palabra exacta que identificara lo que estaba ocurriendo.

Por su lado, Liz Stanley –una profesora de sociología en la Universidad de Edimburgo– explicó que el término “lesbiana” no pudo haber existido antes del siglo 19, porque en ese momento nadie sabía muy bien de que se trataba todo. Por lo tanto, la “vergüenza” ante el lesbianismo, tampoco debió existir.

Es por esa razón, que en las cintas de época que vemos hoy en día no enfocan el lesbianismo como algo por lo que sentirse avergonzado, y por lo mismo, los personajes femeninos se muestran mucho más abiertos a relacionarse entre sí. Claro, se podrían preguntar: ¿por qué lo hacen a escondidas? A lo que podemos responderles que no es por vergüenza, en cambio es por temor a descubrir que les pasaría si el hombre con el que están casadas o “prometidas” se enterará.

El momento es ahora

Entendiendo lo que les hemos comentado anteriormente, no podrían considerarnos locos de pensar que mucho tiene que ver el periodo actual que vimos con el éxito que poseen actualmente los dramas de época donde el lesbianismo es tratado “abiertamente”.

Tanto así que Olivia Coleman ganó un Óscar por interpretar a la Reina Anne, una monarca que no solo estaba con una, sino con dos mujeres, interpretadas por Rachel Weisz y Emma Stone.

‘The Favourite’ supo cómo abordar exitosamente el tema de una mujer que ama a otra, mientras que una mujer solo quiere tener relaciones sexuales con otra –aspecto que generaba mucha confusión en los siglos más antiguos–. Asimismo, ‘Carol’ (2015) es otra cinta donde una relación entre dos mujeres lucha por su derecho de amar a quien se quiera.

La cinta, ambientada en la década de 1950, y una adaptación de la novela romántica ‘Prince of Salt’ (1952) de Patricia Highsmith, detalla una historia de amor entre una mujer casada llamada Carol (Cate Blanchett) y Therese (Rooney Mara). Y, de nuevo, ‘Carol’ recibió nominaciones al Óscar, un total de seis.

Producciones como ‘The Favourite’ han demostrado que el verdadero efecto del lesbianismo en los siglos 18 o 19 no era la vergüenza de ser quien se era, en cambio, era el crimen que representaba el adulterio por parte de una mujer al hombre con el que se casó, o, la decepción que causaría para toda una familia si la mujer no daba su mano al hombre “prometido”. Razones por las que es más entendible que en la actualidad, las cintas sean de gran recorrido.

Resultado de imagen de carol

FOTO: tekcrispy

POR: tekcrispy.

Fuente: www.tekcrispy.com

Desde Popayán Colombia Sur America 

Pagina100.com Prensa para leer y pensar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Accede al grupo de WhatsApp Noticias grupo1 👇

Accede al grupo de WhatsApp Noticias grupo2 👇
A %d blogueros les gusta esto: