Por qué llamas amor a lo que en realidad es dependencia emocional – Periódico Página100 – Noticias de popayán y el Cauca

Por qué llamas amor a lo que en realidad es dependencia emocional

¿Tu relación está basada en el amor o en la dependencia? 

Según la psicóloga Lidia G. Asensi, es importante tener en cuenta que nuestras relaciones van a estar marcadas por nuestra infancia y el tipo de apego que se generó con nuestros cuidadores principales

«Es importante tener en cuenta que nuestras relaciones van a estar marcadas por nuestra infancia y el tipo de apego que se generó con nuestros cuidadores principales». Son palabras de Lidia G. Asensi, psicóloga del centro psicológico Cepsim, que establece que el modo de relacionarnos con nuestros cuidadores directos va a ser determinante a la hora de establecer relaciones a lo largo de nuestra vida, ya que encuentra claras diferencias entre las relaciones de amor y afecto de las que están basadas en la dependencia por miedos o inseguridades.

Si tienes pareja o te ha venido a la mente una etapa en la que tuviste, ¿sabrías diferenciar si lo que vivísteis era amor o, por el contrario, vuestra relación estaba basada en la dependencia emocional? La psicóloga Lidia G. Asensi indica que las personas con dependencia emocional suelen ser personas muy complacientes que dejan de lado sus propias necesidades para atender y cubrir las necesidades de su pareja, dándose un sobre cuidado: «Son personas que buscan el bienestar en el exterior, en este caso en la pareja, por lo que sus emociones son muy variables y dependientes en función de lo que les rodea», describe la experta en psicología, por lo que la forma en la que estas personas regulan sus emociones será siempre a través del otro. Es decir, coregulan sus emociones, y solo conseguirán la calma cuando su pareja esté a su lado.

Estos individuos, de manera inconsciente, buscan en su pareja aquellas carencias afectivas de la infancia. Son personas que presentan una gran desconfianza, miedo al abandono y a la soledad y, en palabras de Lidia G. Asensi, «tapan su malestar a través de la relación con los otros».

Causas de la dependencia

Explica Lidia G. Asensi que hay que tener en cuenta la relación con los progenitores en la infancia. El vínculo tiene tres pilares básicos: dotar de seguridad, permitir la exploración, dar calma y/o regular emociones. A través del vínculo el futuro adulto va a adquirir seguridad y confianza en sí mismo, así como en el mundo que le rodea. Si, por el contrario, el vínculo no es seguro aparecen ciertas inseguridades en la persona: «Pueden ser personas que o bien vivieron un ambiente muy sobreprotector o, en cambio, se diese una situación de ‘abandono’ donde los padres no estaban disponibles emocional o físicamente», cuenta, y añade que siempre aparecerá «el miedo y el sentimiento de peligro».

«Ante este vínculo inseguro, el niño se va adaptar al entorno para aliviar su malestar y para obtener el reconocimiento externo que necesita», comenta la experta.

Cómo poner fin a la dependencia.
Cómo poner fin a la dependencia.

Cómo poner fin a la dependencia

En primer lugar, es importante identificar cómo nos encontramos en nuestra relación de pareja. ¿Me encuentro de esta forma porque hay problemas en la relación o está más relacionado conmigo mismo? Identificar esto, es el primer paso para poder solventar aquello que está generando malestar e identificar la base del problema.

«En caso de estar ante una relación de dependencia, es interesante acudir a un profesional y poder trabajar conjuntamente todo aquello que está generando el temor a la pérdida», propone Lidia G. Asensi. Igualmente, la experta cree conveniente delimitar entre la pareja y uno mismo: «Hay que dedicar tiempo en pareja, pero también tiempo individual. Tener alguna actividad que sea únicamente de uno mismo y disfrutar haciéndola, sin necesidad de estar en compañía».

Dar espacio a la pareja y entender que es algo necesario y sano permitirá que la relación funcione mejor. Es importante tener en cuenta que antes de convivir en pareja, somos y estamos nosotros, por lo que es fundamental tenerse en cuenta, cuidarse y quererse a si mismo: «Yo siempre digo que ‘para cuidar a los demás es importante cuidarnos primero a nosotros mismos’. Aprende a tener ratos de soledad y disfrutar de ellos. Convertirte en tu mejor compañía», aconseja la psicóloga.

Es amor si hay…

  • Seguridad
  • Autocuidado
  • Atiendes a tus necesidades
  • Comunicación
  • Confianza
  • Respeto
  • Igualdad
  • Tiempo individual

Es dependencia si…

  • Tienes necesidad de sentirse cuidado por la otra parte
  • Sientes miedo al abandono, soledad y rechazo
  • Hay un cuidado excesivo hacia la pareja
  • Dejas de lado sus propias necesidades
  • Te percibes a ti mismo como no válido o no capaz
  • Sientes inseguridad
  • Tienes baja autoestima
  • Buscas seguridad en el otro
  • Tienes dificultad a la hora de tomar decisiones

Fuente: www.abc.es

Por: Melissa González Redactor

Foto: Adobe Stock

PAGINA 100 POPAYAN COLOMBIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Accede al grupo de WhatsApp Noticias grupo1 👇

Accede al grupo de WhatsApp Noticias grupo2 👇
A %d blogueros les gusta esto: