Plástico, hongos, piña, cactus… ¿de qué está hecho el cuero vegano? – Periódico Página100 – Noticias de popayán y el Cauca

Plástico, hongos, piña, cactus… ¿de qué está hecho el cuero vegano?

El cuero vegano y la piel vegetal se han hecho un hueco creciente en la industria ante la demanda creciente en el mercado de productos libres de crueldad animal. Pero, ¿con qué materiales se elabora esta alternativa? ¿Y cuáles de ellos son más sostenibles?

Al tocarlo es probable que no percibas la diferencia, pero el mercado actual ya acoge múltiples alternativas a la piel de origen animal y los productos convencionales de cuero. Se trata del vegan leather o cuero vegetal, un segmento de veloz crecimiento gracias a la demanda de artículos de moda libres de crueldad animal, la importancia creciente del veganismo y las preocupaciones incipientes de la sociedad por el medio ambiente, la contaminación y las condiciones de los trabajadores de la industria del cuero.

Cabe recordar que cuero de origen animal es tratado durante la curtidoría con 250 sustancias diferentes, incluidos formaldehído, cianuro, arsénico y cromo, sustancias que llegan a las vías fluviales, contaminan las aguas, perjudican la vida matina y están relacionadas con diversas enfermedades. Por su parte, la ganadería intensiva es responsable del 14% de las emisiones cada año e implica un enorme gasto de agua, terrenos para cultivo, deforestación y destrucción de hábitats naturales.

El cuero vegano está diseñado para imitar el cuero real, pero los materiales que se usan de base varían mucho según la marca y tienen diferente huella de carbono e implicaciones ecológicas para la naturaleza. Si bien el menos recomendable es aquel hecho de diferentes tipos de plásticos, como cloruro de polivinilo (PVC) y poliuretano, han surgido alternativas más sostenibles e innovadoras a base de plantas: no faltan las hojas de piña, los cactus mexicanos, los restos de la industria del vino, la kombucha, el corcho y hasta las setas. Materiales polivalentes y diversos para satisfacer una industria joven y con mucho camino por delante.

Entre las características del cuero sintético, este también se caracteriza por su elevada resistencia, aunque no envejece con los mismos matices que el real. Si bien su aspecto envejecido no puede alcanzar la estética característica del cuero de origen animal, este requiere un mantenimiento menor, se limpia de forma más sencilla y mantiene su aspecto idéntico a lo largo del tiempo. A la hora de elaborar tapicerías se prefieren alternativas basadas en plantas y no en plástico, ya que estas últimas son poco transpirables.

Cuero sintético con raíz en el petróleo

Gran parte del vegan leather, especialmente las primeras alternativas surgidas en el mercado, estaban elaboradas de plásticos a base de petróleo: cloruro de polivinilo (PVC) o poliuretano (PU).  El cuero de poliuretano se fabrica recubriendo un trozo de algodón, nailon o poliéster con una capa de poliuretano, hecho de una mezcla de productos químicos plásticos y compuestos de petróleo. Un rodillo agrega una textura granulada a la superficie para brindar una pariencia similar. Es una alternativa más suave y flexible que la hecha con PVC.

El cloruro de polivinilo es una forma más económica y destinada a artículos más barato. Se fabrica de la misma manera que el anterior pero añadiendo un agente plastificante llamado “ftalato” para agregar suavidad y flexibilidad al material, compuestos ligados a problemas de fertilidad y desarrollo reproductivo. Desde un punto de vista medioambiental es mucho menos recomendable. Ambas opciones no se descomponen de forma natural, liberan producos químicos y contaminan el entorno con microplásticos hasta 500 años después. Hacen peligrar la vida silvestre y marina, por lo que a largo plazo no son una opción positiva para animales y ecosistemas.

Materiales naturales basados en plantas y residuos orgánicos: un mundo por descubrir

Piñatex es una de las startups rompedoras dentro de la industria de cuero vegetal. En su tienda online podrás encontrar toda clase de tipos de cuero de varios colores elaborados a partir de fibra de hojas de piña, un interesante subproducto de la industria de la fruta y que llevan siglos siendo usadas para la confección de ropa tradicional en Filipinas. Su cuero puede ser usado para carteras, bolsos o incluso vendajes médicos -tiene propiedades antibacterianas- o aislamiento de edificios-.

Se necesitan las hojas de aproximadamente 16 piñas para producir un metro cuadrado de tela. El proces no requiere tierra, agua, pesticidas o fertilizantes adicionales. Se decantan por Piñatex marcas de zapatos como Puma, Camper y Bourgeois Bohème.

Restos de comida biodegradables como la piel de manzana también son usados: así lo hace la compañía danesa The Apple Girl al transformar las pieles de manzana sobrantes de los jugos y la sidra en un cuero a base de plantas. Una opción curiosa, sostenible, biodegradable y libre de crueldad.

The Apple Girl

Otro interesante material es el corcho, un punto de partida versátil y ecológico que abunda en toda la región mediterránea. El cuero basado en esta alternativa se elabora  cortando la corteza, hirviéndola y afeitándola en finas láminas de papel de seda para terminar laminándola en trozos. Desde The Minimalist Vegan revelan que este tejido destaca por ser “increíblemente duradero, elástico y liviano. El cuero de corcho también es hipoalergénico, antifúngico e impermeable”. Existen compañías con bolsos de alta gama como Bobobark elaborados con este material.

Bolt Threads

Otras empresas han experimentado con un material similar al cuero a partir del micelio, la parte vegetativa de un hongo que consta de filamentos largos y blancos. MycoWorks, Bolt Threads y Muskin son algunos ejemplos creativos de la industria. La startup presentó en 2018 su segundo biomaterial, un cuero sintético y ecológico elaborado con micelio. 

Mientras, la italiana Grado Zero Espace también presume de una tela natural muy resistente similar al cuero y a la gamuza también elabotada con setas, libre de tóxicos y con gran capacidad para absorber la humedad. Su tejido puede aplicarse a la fabricación de plantillas, zapatos o correas de reloj.

Desserto, cuero vegetal hecho a base de cactus

Desserto, cuero vegetal hecho a base de cactus

El último caso que hemos documentado en TICbeat viene del otro lado del charco y se llama Desserto, una alternativa vegetal cuya materia prima son los cactus de nopal cultivados en el estado de Zacatecas, famosos por su piel resistente y gruesa, muy similar en aspecto y textura al de origen animal. Para la producción de estos fabuloso bolsos y complementos no se utilizan sustancias químicas tóxicas, ftalatos o PVC. Todo vaticina que los timones de la industria están girando hacia el cambio.

PAGINA 100 POPAYAN COLOMBIA

Prensa para leer y pensar

Foto: Threads

Por: Andrea Núñez

Fuente: https://www.ticbeat.com/i

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Accede al grupo de WhatsApp Noticias grupo1 👇

Accede al grupo de WhatsApp Noticias grupo2 👇
A %d blogueros les gusta esto: