OPINION... El fin de algo que puede ser un principio – Periódico Página100 – Noticias de popayán y el Cauca

OPINION… El fin de algo que puede ser un principio

Por Carlos Mata Puga

Sin pretender hacerle al Tanatólogo y sin caer en reflexiones muy profundas, me parece oportuno reflexionar acerca de la muerte, si de esa que sucede con la perdida física de alguien querido, pero también de la mala noticia del despido en un trabajo o del fin de un afecto. Jorge A Meléndez Ruiz en su columna del diario Reforma del viernes 27 del mes pasado nos hace pensar de esos momentos tristes pero inevitables. Y en efecto hacerlo es muy complicado.

“En algún momento todos tendremos que dar malas noticias. Para avisar que no se autorizó un aumento, o peor aún, para liquidar a alguien. Al dar una mala evaluación, para cancelar un proyecto.”

O también reprobar a un alumno, decidir marcar distancias con alguna persona tóxica o de plano terminar una relación amorosa enfadosa. En mi caso también aplica dar expectativas de calidad de vida o plazos de sobrevida en enfermedades terminales. Y vaya que es complicado. A todos aquellos que se capacitan para dirigir o conducir, les expreso que debemos estar preparados para tomar decisiones, saber comunicar eficientemente, porque en esos momentos de conflicto o de fin de algo, todos sufrimos.

“¿Cómo dar bien una mala noticia? 5 consejos de expertos:
 1. Prepararse. Antes de hablar, entender cómo y quién tomó la decisión, que posibilidades se consideraron y su razonamiento. Si no tiene las respuestas, infórmese
.”

Contextualizar y pensar en todas las circunstancias del momento, son la base de nuestro accionar. Preguntemos antes de hablar.


“2. Ser directo y evitar confusiones. Cuidado con el lenguaje corporal: que su cuerpo no diga una cosa y su boca otra. Sea compasivo, pero claro. Evite a que por ser “buena onda” lo malinterpreten.”

Esto es básico, ser empático no significa chorear o terapear; la muerte de alguien o de algo siempre será una perdida y eso debemos tomarlo en cuenta. Tratar de darle vueltas al asunto siempre complica las cosas. Como dijera Colin Powell ex militar norteamericano: Las malas noticias no son como el vino. No mejoran con el tiempo.

“3. Explique cómo se tomó la decisión. Estudios revelan que las personas están dispuestas a aceptar un resultado desfavorable si creen que la decisión fue bien tomada. OJO, no dé su punto de vista. No es necesario y puede estorbar, particularmente si no está de acuerdo. De ser así, coméntelo en todo caso a su jefe y no con los subordinados.”

Es difícil deshacerse de alguien en un ámbito laboral ya sea como jefe o como coordinador de proyecto. Pero explicar decisiones es básico, aun cuando nos sean desagradables o peor aún, cuando no compartimos los criterios de aplicación. Informar a alguien que su vida es finita en un plazo cercano, es todavía más difícil.

“4. Permita comentarios, pero un debate. Un desfogue es saludable, pero no una discusión abierta. De nuevo, resista el impulso a decir: “también creo que es una mala decisión”.

Me ha pasado que a pesar de permitir las diatribas de compañeros y alumnos cuando se informa del fin de un curso o de una mala calificación, estos no se callan, resulta imposible dialogar e incluso me he llevado gritos, reclamos injustificados y hasta llantos profusos. Ni modo así es esto del fallecimiento de afectos o de cuerpos.

“5. Enfóquese en el futuro. Tras una pausa (de un día, semana, etc.) para procesar, busque que la persona o equipo se enfoquen en lo que sigue. Al mal tiempo, buena cara y paso rápido.”

Seguir con la chamba, con la búsqueda de un nuevo trabajo, de la oportunidad de otra relación, con la vida, con el cuidado de la salud, resulta primordial y es algo que debemos sugerir y facilitar. Morir, estar muerto, entender el acto de extinguirse, es el principio de una nueva etapa. A mí también recientemente me han matado y yo he dejado a algunas muertas irse, tal vez no tan en paz, pero sí escabullirse hacia otros ciclos de vida.  A vivir que la muerte no es porvenir.

“Carlos, difunto y alma en pena dispuesto a venir a jalarles las sábanas si no siguen leyendo nuestra revista”

SOURCE: PAGINA 100

BY: Carlos Mata Puga

ILLUSTRATION: Carlos Mata Puga

COMPARTE PAGINA 100 EN TUS REDES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Accede al grupo de WhatsApp Noticias grupo1 👇

Accede al grupo de WhatsApp Noticias grupo2 👇
A %d blogueros les gusta esto: