No pensar en nada para luego poder concentrarse mejor – Periódico Página100 – Noticias de popayán y el Cauca

No pensar en nada para luego poder concentrarse mejor

Investigadores de la Universitat Jaume I (UJI), la Universidad de la Laguna de Tenerife (ULL), ambas en España, la Universidad de California en Estados Unidos y el King’s College de Londres en el Reino Unido, han publicado un estudio que revela que la práctica prolongada de la meditación Sahaja Yoga, una técnica que enseña a las personas que la practican a alcanzar el estado de silencio mental, en el que los pensamientos son suprimidos o reducidos sustancialmente, puede estar asociada a un fortalecimiento de las redes cerebrales de atención y control ejecutivo y a un debilitamiento de la divagación mental.

El estudio, publicado en la revista Frontiers in Human Neuroscience y titulado «Resting State Functional Connectivity Associated with Sahaja Yoga Meditation», muestra que la práctica a largo plazo de la meditación Sahaja Yoga produce un aumento de la conectividad funcional del cerebro, concretamente en las redes frontales atencionales y ejecutivas en estado de reposo, así como una mejora de la anticorrelación entre estas redes y la red de funcionamiento por defecto, es decir, la capacidad para desconectar de la divagación mental durante las tareas cognitivas, lo que se podría traducir en una mejor cognición y atención.

La investigación neurocientífica ha demostrado que la práctica de la meditación a largo plazo produce una actividad repetida de redes cerebrales específicas que puede inducir tanto cambios estructurales como de conectividad funcional en el cerebro. Sin embargo, pocos estudios han combinado información sobre los efectos en la estructura y la función en la misma muestra, como en el caso de este trabajo.

El equipo de investigadores, entre los que se encuentra el catedrático de Psicología Básica de la UJI Alfonso Barrós-Loscertales, exploró las diferencias en la conectividad funcional durante el estado de reposo entre 23 expertos en meditación Sahaja Yoga a largo plazo y 23 participantes sanos sin experiencia en meditación, unos grupos que estaban emparejados en cuanto a edad, sexo y nivel de estudios. El análisis comparativo de los patrones de la conectividad funcional se realizó mediante imágenes obtenidas por resonancia magnética funcional, teniendo en cuenta regiones cerebrales que habían mostrado en un estudio anterior diferencias estructurales entre estos mismos participantes, concretamente en el volumen de materia gris. Además, dada la asociación entre la meditación y la mejora de las medidas de impulsividad también se analizó si los meditadores diferían de los no meditadores en las medidas conductuales y neuropsicológicas de la impulsividad a través de un cuestionario y dos tareas informatizadas de control cognitivo, motor y de inhibición de la interferencia.

[Img #63788]

Alfonso Barrós-Loscertales. (Foto: Damián Llorens / UJI)

El contraste de los mapas de conectividad obtenidos refleja que los meditadores a largo plazo muestran un aumento de la conectividad funcional directa entre las regiones frontales ventrales y dorsales dentro de las redes cerebrales relacionadas con la atención y el control cognitivo, así como un incremento de la anticorrelación entre las redes de atención y la red de funcionamiento por defecto, mejorando el autocontrol y la interferencia cognitiva. Además, el solapamiento con los efectos estructurales en el cerebro de la meditación a largo plazo indica que las diferencias en la conectividad funcional entre los grupos están impulsadas sustancialmente por una diferencia anatómica subyacente entre los grupos y no solo por una diferencia metabólica.

Cabe destacar que este estudio amplía los hallazgos anteriores en conectividad funcional que estudian otras técnicas de meditación. Asimismo, proporciona evidencia de la diferencia entre meditadores y no meditadores en la conectividad funcional en estado de reposo basada en regiones cerebrales que ya mostraban diferencias estructurales en la misma muestra, vinculando así los hallazgos estructurales y de conectividad funcional.

Finalmente, a través de las pruebas neuropsicológicas, también se ha demostrado que las diferencias de conectividad funcional entre los grupos están asociadas a medidas de impulsividad, lo que supone una valiosa contribución para aclarar los mecanismos de la meditación Sahaja Yoga. (Fuente: UJI)

SOURCE : noticiasdelaciencia.com

BY: Alfonso Barrós-Loscertales. (Foto: Damián Llorens / UJI)

ILLUSTRATION : (Fuente: UJI)

K M G M   E E A D M V

PAGINA 100 POPAYAN COLOMBIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Accede al grupo de WhatsApp Noticias grupo1 👇

Accede al grupo de WhatsApp Noticias grupo2 👇
A %d blogueros les gusta esto: