Miniguía para escoger comida enlatada o en conserva saludable – Periódico Página100 – Noticias de popayán y el Cauca

Miniguía para escoger comida enlatada o en conserva saludable

La comida enlatada o en botes de cristal garantiza su conservación durante un largo período de tiempo y puede ser una alternativa muy sana para completar una alimentación rica en productos frescos. Te enseñamos cómo saber si una conserva es sana.

Aunque bases tus menús en productos frescos -y si son de temporada y proximidad, mucho mejor para ti, tu bolsillo y el planeta-, tanto los alimentos congelados como las conservas pueden ser un importante apoyo para garantizar ciertos nutrientes, tener a mano alternativas saludables y ricas o cocinar rápido: el otro día te enseñamos siete recetas que puedes hacer en un pispás con un bote de garbanzos.

No obstante, no todas las conservas son iguales: es importante atender al etiquetado y aplicar algunas directrices a la hora de hacer la compra para que estas latas o botes de cristal sean lo más nutritivos y saludables posibles. Estas son algunas cosas en las que debes reparar.

8 puntos clave para comprar conservas y latas saludables

  • En la simplicidad está la clave: Cuantos menos ingredientes tengan, mejor. Entre uno y cinco está la recomendación. Las latas y conservas más habituales son legumbres, pescados y algún marisco, verduras o frutas.
  • Ordénalas por antigüedad: La fecha de caducidad no suele ser motivo de preocupación, ya que son de larga duración. Cuidado con que los botes no estén abollados, oxidados o hinchados. Las conservas al natural pueden aguantar alrededor de 4 años en buen estado, y en aceite, incluso a los 6 años. Coloca las más antiguas al principio para no olvidarte de ellas.
  • No compres platos enteros preparados: Las albondigas en lata, fabada ya preparada, carnes con salsa y un largo etcétera suelen abusar de más conservantes, tener más calorías, sal y azúcar.
  • Bajas en sal: Este es uno de los puntos fundamentales. Las conservas bajas en sal no tienen más de 0,12g de sodio o 0,3g de sal. De forma ideal deberían tener menos de 0,04g de sodio o 0,1g de sal. Un truco si solamente aparece el sodio es multiplicar esa cifra por 2,5 para conocer los gramos de sal que tiene la lata. Al lavarlas también se desalan.
  • Sin azúcares añadidos: En el caso del azúcar, solamente la fruta en almíbar debería llevar. Los productos bajos en azúcar tienen menos de 5 gramos de este producto por cada 100 gramos. 
  • Aceite de buena calidad: Las conservas en aceite deben llevar aceite de oliva virgen extra o en todo caso, virgen, mucho mejor que de girasol. Si es de girasol, lo idea es que sea alto-oleico. Es muy recomendable también comprar alimentos al natural e incorporar tú el aliño o aceite deseado. 
  • Mejor en bote de cristal, ya que así podrás apreciar el alimento, que no cogerá sabor metalizado. Los botes de cristal también son reutilizables para elaborar tus propias conservas. Recuerda que puedes utilizar el líquido para elaborar tus propias salsas y aliños.
  • Dispón siempre en tu despensa de conservas de alta calidad. Las legumbres son muy socorridas, ya que su preparación es lenta y constituyen una gran fuente de proteínas, fibra y minerales para tu dieta. El atún, los espárragos, los encurtidos, la remolacha o los germinados son algunos ejemplos.

PAGINA 100 POPAYAN COLOMBIA

Prensa para leer y pensar

Foto: Getty Imagenes

Por: Andrea Núñez

Fuente: https://www.ticbeat.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Accede al grupo de WhatsApp Noticias grupo1 👇

Accede al grupo de WhatsApp Noticias grupo2 👇
A %d blogueros les gusta esto: