'Mingas por el Mar' – Periódico Página100 – Noticias de popayán y el Cauca

‘Mingas por el Mar’

Por Edgar Romero G.

El trabajo voluntario de decenas de personas que cada fin de semana limpian las playas de Ecuador

Actualmente, esta agrupación realiza, aproximadamente, 240 jornadas de limpieza anuales en la costa ecuatoriana.

Más de 13 millones de toneladas de plástico se vierten al mar cada año, según datos de la oficina de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para el Medio Ambiente. Si la tendencia continúa, para el año 2050 habrá más plásticos que peces en los océanosindica este ente.

Ecuador no escapa de esta lastimosa realidad y, por ello, en los últimos años, el país se ha unido al Día Internacional de Limpieza de Playas, que se celebra el tercer sábado de septiembre.

Este año, ese día, que fue 21 de septiembre, unos 35.000 voluntarios lograron recoger más de 122 toneladas métricas de basura —según cifras del Ministerio del Ambiente—, alojadas en fuentes hídricas; tanto en playas como en ríos. En 2018, en una limpieza similar, la cifra de desechos recogidos alcanzó las 119 toneladas; mientras, en 2017 se recogieron 182 toneladas.

Trabajo colectivo por el mar

Sin embargo, existe un colectivo que desde hace unos 5 años realiza estas labores con una frecuencia mayor, pues no se limita a un día, sino que lo hace todos los fines de semana. Esa agrupación tiene por nombre ‘Mingas por el Mar’.

Minga, en kichwa, una de las lenguas indígenas de Ecuador, significa “trabajo colectivo o comunal a favor de la comunidad”, dice Cecilia Torres, surfista y directora del colectivo.

Voluntarios cargan una red abandonada en una de las jornadas de limpieza de Mingas por el Mar.

Casi todos los sábados o domingos del año, voluntarios convocados por esta agrupación van a entre dos y seis playas del país para hacer limpieza, no solo del área playera, sino también del mar.

“El primer año hicimos 12 mingas y ya ahora estamos haciendo alrededor de 240 mingas anuales, aproximadamente”, señala Torres.

En cada minga, según aclara su directora, participan entre 10 y 100 personas. 

Este año, hasta la primera quincena de noviembre, la agrupación, con sus actividades, logró recoger 6.369,49 kilogramos de basura; un porcentaje que casi duplica lo recogido en 2018, que alcanzó los 3.479,57 kilos.

Torres señala que el tema de la contaminación de las playas es que la basura “no solamente proviene de la misma playa, de la población que vive en ese sitio o de los turistas que van a ella”, sino que proviene también de corrientes. “Si hay alguna corriente o algún fuerte aguaje, la basura puede llegar a cualquier parte”, explica.

De acuerdo a ONU Medio Ambiente, la mayor parte de los plásticos u otros materiales que llegan al mar proviene de los ríos, que sirven como conductos directos de basura desde las ciudades hasta el ambiente marino.

¿Cuánto se puede reciclar?

Esa basura, tras ser recogida, se separa, clasifica, contabiliza y se lleva a centros de acopio, donde se toma el material que puede ser reciclado.

Torres señala que más del 83 % de lo que recogen es plástico desechable. Se pueden encontrar “tapas plásticas, botellas, tarrinas (loncheras), vasos, platos, cubiertos”.

Sacos llenos de desechos tras una jornada de Mingas por el Mar / Clasificación de la basura.

Cuenta que ese plástico, según la evidencia que tienen, se fotodegrada con el calor y el paso del tiempo, es decir, se fragmenta en pedazos muchos más pequeños, incluso hasta microscópicos, lo que representa un mayor peligro para la fauna marina, que lo consume.

Incluso ese microplástico lo recogen, al menos el que es visible. Para ello usan cedazos, que filtra la arena y deja los desechos a la mano, para poder tomarlos.

Del total que se recoge, apenas entre 15 y 17 % puede ser sometido a un proceso de reciclaje. Explica que el resto ha perdido sus propiedades o contienen líquidos como aceite, con lo cual es imposible que pueda ser reutilizado.

Torres señala que el problema no es el plástico en sí, pues lo considera un material práctico para la elaboración de muchos productos que son útiles actualmente y que, además, está en todo lados.

Una de las jornadas de Mingas por el Mar.

“El problema fue cuando desde la industria decidieron usar este material tan resistente para algo que vamos a desechar“, para productos de un solo uso, comenta.

Líderes locales

Actualmente, en 17 comunidades tienen 17 líderes locales, incluyendo en las islas Galápagos —a unos 1.000 kilómetros de la costa ecuatoriana—, que han consolidado gracias al programa de liderazgo que decidieron poner en marcha.

El objetivo de Mingas por el Mar es tener líderes en toda la costa ecuatoriana. Ellos son quienes se encargan de convocar a las personas de sus comunidades para que se sumen a la minga; y, generalmente, a ellos se unen algunos de las visitantes que se encuentran en la playa.

Un niño arrastra un saco con desechos en una jornada de Mingas por el Mar.

Las personas que deseen participar pueden encontrar el calendario de las mingas en su página web. “Puede contribuir quien desee, no hay límite de edad ni ningún requerimiento”, menciona Torres, al tiempo que explica que solo deben asistir al punto de encuentro y hora indicada, donde reciben una charla y luego se ponen manos a la obra. La recomendación es ir con ropa cómoda y gorra.

Educación ambiental

Pero la limpieza es solo una de las actividades de muchas que ofrece Mingas por el Mar. Esta agrupación, que cuenta con personas ligadas a ingeniería ambiental, oceanografía, biología marina y georreferenciación, también se centra en la educación ambiental, con charlas, foros, proyecciones de documentales, mesas de trabajo con los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD) municipales de cada localidad e involucramiento en todas las actividades del medioambiente de la zona.

“La receptividad de las comunidades es muy buena, cada vez mejor”, dice Torres, y señala que los pobladores locales ya tienen más educación en el tema y criterio para comunicar a los turistas sobre la importancia de mantener limpios los lugares. “Tienen más conciencia ambiental”, recalca.

Proceso para clasificar y contabilizar la basura tras una jornada de Mingas por el Mar.

Además de estas jornadas de limpiezas los fines de semana, Mingas por el Mar ofrece mingas corporativas a empresas. “Nos contratan esos servicios y de esa manera es como nos mantenemos económicamente”, señala.

Aunadas a las limpiezas en el mar, también tienen un grupo que hace limpiezas de manglares, que ha comenzado en Puerto El Morro, en la provincia de Guayas; y han iniciado labores en los ríos, con un colectivo en Quinindé, en Esmeraldas.

Popayán Colombia

Pagina100.com Prensa para leer y pensar

Fuente: / Source: actualidad.rt.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Accede al grupo de WhatsApp Noticias grupo1 👇

Accede al grupo de WhatsApp Noticias grupo2 👇
A %d blogueros les gusta esto: