Los riesgos de usar desodorantes antitranspirantes – Periódico Página100 – Noticias de popayán y el Cauca

Los riesgos de usar desodorantes antitranspirantes

Los desodorantes antitranspirantes no siempre son recomendables. 

Aunque se ha comprobado que el cáncer de mama no es causado por estos productos, bajo ciertas condiciones su utilización está asociada a severas afectaciones en la piel.

La bomba fue lanzada hace tres años y una nube de dudas ha quedado flotando hasta la fecha en las mentes de millones de usuarios de desodorantes antitranspirantes alrededor del mundo.

El artículo Use of Underarm Cosmetic Products in Relation to Risk of Breast Cancer: A Case-Control Study publicado en 2017, por The Lancet, sembró los temores debido a un par de sus aseveraciones:

“El uso frecuente de productos cosméticos para las axilas puede estar relacionado con la concentración de aluminio incorporado en el tejido mamario. El uso de productos cosméticos para las axilas varias veces al día a edades más tempranas puede aumentar el riesgo de cáncer de mama”.

Ambas afirmaciones no son concluyentes, porque están expresadas a manera de posibilidad, la cual ha sido abordada en muchos otros estudios que han determinado que las sales de aluminio, ingrediente principal de los desodorantes antitranspirantes, no provocan cáncer de mama.

Esto último lo asegura, en entrevista para Tec Review, Ana Cecilia Árias Godínez, dermatooncóloga del Hospital San Ángel Inn Chapultepec, ubicado en la Ciudad de México.

Las últimas conclusiones

“Se empezaron a hacer un montón de estudios y, al final, las razones científicas establecieron que no hay ninguna relación entre las sales de aluminio (clorhidrato de aluminio o circonio de aluminio) y la aparición de cáncer de mama”, agrega la experta.

Sin embargo, los desodorantes antitranspirantes sí están ligados a otros problemas de la piel.

“El uso excesivo de estos productos produce sensibilidades o eczema irritativo (sequedad debida a sustancias agresivas), porque disminuyen la hidratación natural de la piel”, comenta.

Entonces, según Árias Godínez, a personas que sufren estos padecimientos, a veces, hay que darles medicamentos para desinflamar el tejido cutáneo.

“También hay otra condición de la piel llamada hidrosadenitis en la que se taponan los conductos de las glándulas y se generan infecciones muy molestas en las axilas en forma de bolas. Esto está relacionado con el uso de desodorantes antitranspirantes, aunque no es la única causa. Hay otros factores genéticos o de aseo que lo provocan”, comenta esta dermatooncóloga.

¿Cómo funcionan los desodorantes antitranspirantes?

Para que un desodorante sea antitranspirante, de acuerdo con Árias, debe contener sales de aluminio, las cuales producen un bloqueo temporal de máximo 40 % de las glándulas sudoríparas que se encuentran en la superficie de la piel, de modo que ésta segrega una menor cantidad de sudor.

Hasta cinco días puede durar el bloqueo de estas glándulas, las cuales solamente producen el 1 % de la transpiración del cuerpo. Por lo tanto, bloquearlas no altera la transpiración en general.

En cuanto a impedir la eliminación de toxinas, los desodorantes antitranspirantes no tienen mucho que ver, ya que el hígado y los riñones son los que hacen la mayor parte del trabajo, de acuerdo con esta médico adscrita al Hospital San Ángel Inn Chapultepec.

“Sí se elimina una mínima cantidad de toxinas a través de la sudoración, pero mientras la piel del resto del cuerpo funcione no hay ningún problema”, platica Árias.

Ella explica que las sales de aluminio se absorben en un 0.01 %, lo cual es mínimo. Solo cuando la piel está irritada o con cortaduras entonces el desodorante antitranspirante penetra más y se da una absorción de hasta el 18 %.

“Nunca hay que aplicar un desodorante antitranspirante en piel irritada o con cortaduras, porque entonces se agrava la situación”, advierte.

Como los desodorantes normales no tienen sales de aluminio, no bloquean los conductos de las glándulas sudoríparas y no reducen la producción de sudor, pero sí disminuyen el mal olor porque, de acuerdo con Árias, contienen sustancias antimicrobianas y cuentan con un pH bajo que impide el desarrollo de bacterias.

“Si una persona no produce mucha sudoración, el desodorante (no antitranspirante) puede ser suficiente”, concluye.

Fuente/ Source: tecreview.tec.mx

Por/ By:  Jansel Jiménez Bulle

Foto/ Photo: (Foto: iStock)

PAGINA 100 POPAYAN COLOMBIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Accede al grupo de WhatsApp Noticias grupo1 👇

Accede al grupo de WhatsApp Noticias grupo2 👇
A %d blogueros les gusta esto: