La Soledad de Todos: Crónica – Periódico Página100 – Noticias de popayán y el Cauca

La Soledad de Todos: Crónica

Por: Grace Patricia Gallego

El negro azúl que anuncia un nuevo día, y el silencio cruel que llena los sentidos, estremecen de por si, mi alma adolorida.

Recorro las calles a escondidas en la complicidad de un incierto amanecer, para asistir en primera fila, a ver el destello fulgurante del sol.

Las calles desiertas…, ni los perros amigos de todos están, para mi asombro, las aves se adueñaron del parque y sus bancas. Juegan en danzantes y bailarines  movimientos saludando al sol.

Prosigo mi marcha. Podría gritar, nadie oirá mi lamento. La gente está dormida. Nadie ronda…

Las campanas de la iglesia anuncian las seis. El dia inicia perezoso y los habitantes del pueblo aún duermen.

Aletargados todos, con un acuartelamiento amenazante que llena de miedo la hermosa libertad de caminar, respirar, reir, hablar.

Tenemos miedo? Si, tenemos miedo a la pandemia, miedo de dejar de existir sin decir el último te quiero.

Tenemos miedo de quienes nos gobiernan sin acierto, de quienes roban el alimento del que más lo necesita.

Tenemos miedo de los bancos que nos exprimen hasta el último aliento. Miedo de los servicios públicos que acosan al que no tiene. Sin importar su estrato.

Tenemos miedo de tener miedo.

Mientras esta sombra nos enluta, enterramos nuestros muertos sin un acompañamiento. Es larga la lista de amigos y conocidos que han partido sin poder decir aquí estoy en el último momento, !cuánto lo lamento!.

De lo que no debemos sentir miedo, es de sumarnos a la muchas voces que se levantan como un ejército, para denunciar la  pandemia voraz que nos consume. Corrupción es su nombre.

Desgobierno es su apellido.

En este silencio obligatorio se ha dejado oír el estruendoso ruido de los que no tienen sentimientos. De los que atropellan pretendiendo ser los dueños de lo que nos pertenece a todos.

De los arrogantes. De los inescrupulosos bandidos sueltos.

Si sobrevivimos a la pandemia, tenemos la obligación de construir un mundo nuevo.

Los que queden,  ruego sean los jóvenes y niños,  puedan respirar un aire nuevo, sin la esclavitud de la mentira y la palabra falaz, dueños de sus vidas y futuro.

Gracias médicos del mundo. Gracias día por el nuevo sol que alumbrará la vida.

Fuente: PAGINA 100 POPAYAN

Por: Grace Patricia Gallego

Foto: GETTY

PAGINA 100 POPAYAN COLOMBIA

Prensa para leer y pensar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Accede al grupo de WhatsApp Noticias grupo1 👇

Accede al grupo de WhatsApp Noticias grupo2 👇
A %d blogueros les gusta esto: