Gota a gota – Periódico Página100 – Noticias de popayán y el Cauca

Gota a gota

Y su expansion

Más de 200 deudores muertos, alrededor de 45 cobradores asesinados y decenas de suicidios reportados en el Continente. Ese el balance que deja un delito que nació en Colombia a finales de los años 90, que mueve millones de dólares cada día y se extiende sin control por el Continente.

Cuando a finales de la década de los noventa nació el fenómeno del ‘gota a gota’ en la ciudad de Medellín, cuna de uno de los mayores carteles del narcotráfico en Colombia, empezó un conteo regresivo para muchas personas de escasos recursos en América Latina que al pedir préstamos terminaron asfixiadas por la presión o pagando su muerte a cuotas.

En Colombia cada vez que en el cielo estallaban los juegos pirotécnicos sin ser fiestas patronales, en muchas ciudades sabían que los capos de las drogas habían ‘coronado’ un cargamento en Estados Unidos o Europa. Para esa época las luces artificiales reventaban varias veces por semana y la ganancia en dólares no se expresaba en cifras; se calculaba por el peso de los bultos.

Blanquear todo el dinero que ingresaba a Colombia como ganancias del narcotráfico era imposible. Así apareció la figura que hoy recorre las calles de los países de América Latina: el ‘gota a gota’, ‘chulco’ o ‘pagadiario’. Una modalidad creada para el lavado de dinero, pero que condena a la esclavitud financiera a los más pobres del continente y que ahora está en 16 países como lo confirmó esta investigación de El País de Cali en alianza con la plataforma periodística CONNECTAS.

Aunque es imposible precisar la dimensión de este fenómeno, un informe realizado por la Universidad Central de Bogotá revela que el ‘gota a gota’ mueve diariamente $2.800 millones de pesos en Colombia; cerca de un millón de dólares.

Andrés Nieto, analista de seguridad en la Universidad, aseguró tras el estudio que “Es tanta la cantidad de dinero que mueve el ‘gota a gota’, que de alguna manera se asemeja a las ganancias del narcotráfico”.

Sus víctimas han sido vendedores callejeros, pequeños comerciantes, amas de casa, mecánicos, conductores y todas aquellas personas que no tienen acceso a un crédito bancario. El ‘gota a gota’ no detalla si la persona tiene capacidad de pago o no, no exige trámites ni fiadores. Basta el documento de identidad y el dinero se entregan en minutos. La intimidación y la violencia es la prenda de garantía de que no se perderá el dinero.

En diferentes países de América Latina las estructuras armadas que trabajaban para los carteles del narcotráfico salieron a la caza de ‘beneficiarios’. La necesidad llevó a la población más pobre del continente a negociar directamente con el crimen organizado.

Una vez recibido el crédito, un cobrador, muchas veces en motocicleta, llegará a la misma hora durante los próximos 20 días para recoger una cuota que en el mejor de los casos terminará pagando un interés del 20 por ciento diario. Es decir, por un préstamo de $100 dólares se cobra una tarifa de $6 dólares durante 20 días. La persona termina pagando un total de $120 dólares.

Popayán Colombia

Pagina100.com Prensa para leer y pensar

Fuente: / Source: www.elpais.com.co

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Accede al grupo de WhatsApp Noticias grupo1 👇

Accede al grupo de WhatsApp Noticias grupo2 👇
A %d blogueros les gusta esto: