¿El vello de la nariz es esencial para protegernos de las enfermedades virales? – Periódico Página100 – Noticias de popayán y el Cauca

¿El vello de la nariz es esencial para protegernos de las enfermedades virales?

Un especialista aclara qué dice la evidencia sobre la posibilidad de que recortar o depilar los vellos de la nariz incremente el riesgo de contraer infecciones respiratorias

¿El vello de la nariz es esencial para combatir los resfriados y otras enfermedades virales? Pregunto esto como una mujer que, antes de la pandemia, solía depilarme las cejas. La persona que me hace la cera siempre recomendaba que me depilara el vello de la nariz.

Un lugar común de la medicina sostiene que el vello de la nariz filtra el aire que respiramos y, por tanto, nos protege de las infecciones por virus, bacterias y otros patógenos transmitidos por el aire. Pero, como suele ocurrir con los tópicos, su historia puede ser más venerable que verificada.

La idea de que los pelos de nuestra nariz, conocidos médicamente como vibrisas, podrían ofrecer protección contra los gérmenes infecciosos se remonta a hace más de un siglo. En 1896, un par de médicos ingleses, escribiendo en la prestigiosa revista médica The Lancet, señalaron que:

El interior de la gran mayoría de las fosas nasales normales es perfectamente aséptico [estéril]. En cambio, los vestíbulos de las fosas nasales, las vibrisas que los recubren y todas las costras que se forman en ellos suelen estar repletos de bacterias. Estos dos hechos parecen demostrar que las vibrisas actúan como un filtro y que un gran número de microbios encuentran su destino en las mallas húmedas del pelo que bordea el vestíbulo.

La conclusión de los médicos ingleses podría parecer lógica, pero en ese momento nadie había estudiado realmente si recortar los pelos de la nariz podría facilitar la penetración de los gérmenes en las vías respiratorias.

No fue hasta 2011 cuando se estudió con rigor la densidad del vello de la nariz como posible correlato de la enfermedad. En un estudio de 233 pacientes publicado en la revista International Archives of Allergy and Immunology, un equipo de investigadores de Turquía descubrió que las personas con un vello nasal más denso tenían menos probabilidades de padecer asma. Los investigadores atribuyeron este hallazgo a la función de filtración del vello de la nariz.

Su observación es interesante, pero se trata de un estudio de observación que no puede demostrar la causa y el efecto, y el asma no es una infección. Los investigadores tampoco realizaron ningún estudio de seguimiento para evaluar cómo el recorte del vello de la nariz podría afectar al riesgo de asma, o de infección.

Hubo que esperar hasta 2015 para que los médicos de la Clínica Mayo realizaran el primer, y hasta ahora único, estudio para analizar los efectos de recortar los pelos de la nariz. Los investigadores midieron el flujo de aire nasal en 30 pacientes antes y después de cortarles los pelos de la nariz y descubrieron que el recorte producía mejoras en las medidas subjetivas y objetivas del flujo de aire nasal. Las mejoras fueron mayores en aquellos que tenían más vello nasal al principio. Los resultados se publicaron en la revista American Journal of Rhinology and Allergy.

Una vez más, se trata de una conclusión interesante, pero ¿se correlaciona un mejor flujo de aire nasal con un mayor riesgo de infección?

Ninguno de los dos estudios abordó directamente esta cuestión. Pero David Stoddard, autor principal del estudio de Mayo, señaló que si alguien trabaja con paneles de yeso, por ejemplo, “puedo saber si acaba de salir del trabajo por el polvo blanco atrapado en los pelos de la nariz. Pero son las partículas más grandes las que quedan atrapadas en los pelos de la nariz. Los virus son mucho más pequeños. Son tan pequeños que probablemente pasarán por la nariz de cualquier manera. No creo que recortarse el pelo de la nariz suponga un mayor riesgo de infección respiratoria”.

Según el limitado estudio sobre los pelos de la nariz, no hay pruebas de que recortarlos o depilarlos aumente el riesgo de infecciones respiratorias. Y, como especuló al menos un experto que ha trabajado en este campo, probablemente no lo haga.

SOURCE: www.nytimes.com

BY: Richard Klasco, M.D.

ILLUSTRATION: GETTY

COMPARTE PAGINA 100 EN TUS REDES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Accede al grupo de WhatsApp Noticias grupo1 👇

Accede al grupo de WhatsApp Noticias grupo2 👇
A %d blogueros les gusta esto: