El jugador colombiano de Boca Juniors que vivió debajo de un puente – Periódico Página100

El jugador colombiano de Boca Juniors que vivió debajo de un puente

FOTO: TOMADA DE TWITTER: @BOCAJRSOFICIAL

POR: Redacción Futbolred

En una charla muy sincera contó los momentos difíciles que vivió para ser futbolista profesional.

Jorman Campuzano es la novedad en Boca Juniors desde que llegó Miguel Russo al banquillo del equipo. El volante de Tamalameque es uno de los jugadores más reservados sobre su vida personal, pero en un diálogo en Radio Mitre dio a conocer detalles de su vida que hasta el momento no se conocían.

“El 2015 fue un año para no olvidar. A finales del 2014 no solamente no tenía para comer sino que no tenía un techo. No me gusta hablar mucho de ese tipo de situación porque no quiero que la gente lo vea como algo malo sino para que sepan como una superación. En la capital no es fácil estar solo, estar debajo de un puente no es fácil. Gracias a Dios estoy donde estoy y puedo darle a mi familia”, señaló.

Después de esta respuesta ahondaron sobre ese detalle de no tener donde vivir y Campuzano señaló que lo hizo porque no quería dejar de lado su sueño de ser futbolista profesional.

“Fue por terco, por no querer devolverme al pueblo. Quería estar en la capital buscando la oportunidad de destacarme en algún equipo. Dije que no me devolvía hasta los 18 años y si no pasaba me iba para el ejército. Mi papá me llamaba y yo le decía que había almorzado y todo, pero era mentira, yo quería buscar mi sueño y son los que estoy viviendo hoy en día”, explicó.

Campuzano se fue destacando poco a poco en el fútbol colombiano y su primer club en el fútbol profesional fue Deportivo Pereira, de allí pasó a Nacional y con menos de un año en el verde emigró a Boca Juniors.

“Con mis primeros ahorros construimos una casa diferente a la que ellos tenían. Ahora la disfrutan y compartimos muchos viajes, pero tiene que ser cerquita porque ella (la mamá) no monta en avión”, dijo.

Precisamente de ese paso por el conjunto matecaña le quedó un gran amigo: Rafael Navarro, quien fue figura del ascenso y continúa en este 2020 en la Liga con ese club.

“No teníamos para la alimentación, para los guayos. Duré un año y medio conmigo y me decía que si me faltaba comida fuera donde su mamá. Rafael Navarro es uno de los amigos que me ha dejado la profesión, somos como hermanos”, dijo.

Fuente: / Source: www.futbolred.com

Popayán Colombia   Pagina100.com  

Prensa para leer y pensar ¡Compártelo en tus redes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola Gracias estar conectado con Página 100
Powered by
A %d blogueros les gusta esto: