“Compañías de todo el mundo siguen usando tácticas como las que empleábamos en Cambridge Analytica” – Periódico Página100

“Compañías de todo el mundo siguen usando tácticas como las que empleábamos en Cambridge Analytica”

Kaiser en una de sus múltiples intervenciones programadas durante el Web SummitGetty Images

Por Montse Hidalgo Pérez

Brittany Kaiser, una de las cabezas de cartel del Web Summit, aplaude que Twitter haya prohibido la publicidad política, una medida que considera “tristemente” necesaria

Brittany Kaiser conoce las entretelas de lo que ella misma llama “cleptocracias digitales”. Puso una de las primeras piedras de este imperio que, asegura, convierte nuestros datos en un búmeran que una vez liberado, regresan en forma de mensajes dirigidos específicamente a nosotros y con fuerza suficiente como para influir nuestra participación en unas elecciones. Ayudó a construir Cambridge Analytica y luego ayudó a destruirlo. ¿Una raya menos en un tigre?

“Hay compañías en todo el mundo que están utilizando tácticas similares a la de Cambridge Analytica”, asegura la informante en una abarrotada rueda de prensa durante el Web Summit, que se celebra estos días en Lisboa. La exdirectora de estrategia de la empresa acusada de recopilar los datos de más de 50 millones de norteamericanos duda, por ejemplo, que las elecciones que vivirá Reino Unido en diciembre “puedan conducirse democráticamente”. Han pasado casi dos años desde que la empresa de Alexander Nix saltara a los titulares por sus prácticas para manipular a quienes identificaba como votantes persuasibles y, en opinión de Kayser, poco ha cambiado: “Estamos tan desprotegidos en 2019 como estábamos en 2016. ¿Por qué lo digo? Porque en 2016, yo estaba allí. Desgraciadamente lo que vi fueron casos de uso muy avanzados en los que los datos de la gente se convirtieron en un arma”, sentencia.

La ahora activista, defiende la urgencia de contrarrestar estas prácticas con educación, legislación y herramientas tecnológicas diseñadas para monitorizar nuestros datos y saber cómo y para qué se usan. “No podemos esperar a las elecciones”, insiste. “Es imposible que recuperemos los datos que ya están fuera, pero podemos proteger los que generaremos en el futuro”.

  • Vientos de cambio

Pese a todo, Kaiser se muestra moderadamente optimista, ante el creciente mercado de startups que está floreciendo en torno a estas necesidades. “Será duro llegar al punto de adopción masiva, pero creo en esta ola de impulso. Veo en todo el mundo que a la gente de verdad le importa”. La norteamericana vaticina un mercado enorme para estas herramientas, que ve imprescindibles para las hostilidades del entorno digital. “Empresas como Facebook han demostrado que no van a tomar decisiones para protegernos a menos que se vean obligadas”.

Sin embargo, la tarea no es exclusiva de estas nuevas startups. “Grandes empresas del mundo pueden decidir tomar la decisión ética y tener una relación más transparente con sus consumidores”, afirma la impulsora del movimiento #OwnYourData. Su receta para un espacio comercial “mucho más ético” es ir de frente: “Si alguna de mis marcas favoritas me preguntase lo que he desayunado y me dijese que después voy a tener un descuento del 25%, seguramente contestaría. No tengo problemas con compartir datos, solo quiero que las empresas sean honestas conmigo sobre lo que están recolectando, qué están haciendo con eso y por qué”.

  • Expiación

Kaiser hace un balance agridulce de sus experiencias recientes: “Ha sido el año y medio más duro de mi vida. Mucha gente no se da cuenta de lo que supone decidir convertirse en informante. Si lo eres, significa que has estado implicada en algo sobre lo que informar”, explica. Describe el proceso como una reacción emocional y de culpabilidad que la ha llevado a confrontar lo ocurrido y ayudar a los reguladores e individuos de todo el mundo a descubrir estas lagunas y encontrar soluciones para protegernos en el futuro.

En este contexto, califica como “heroica” la reciente decisión de Twitter de prohibir la publicidad de carácter político en la plataforma, ante el hecho de que no tenemos soluciones para monitorizar la desinformación online. “No creo que esto sea una solución permanente. De hecho, soy una gran activista política, siempre lo he sido. Soy un animal político y pienso que necesitamos publicidad política para conseguir que la gente vote”, matiza. “Es triste ver que hemos llegado hasta el punto de necesitar prohibir la publicidad política para evitar que la gente sea manipulada. Pero lo necesitamos”. ¿Seguirá Zuckerberg los pasos de Twitter? “No sé, si le veremos prohibir el discurso político sin que se le obligue a ello. Espero que antes de que llegue ese momento hayamos encontrado soluciones tecnológicas que permitan la publicidad política buena y positiva”.

Popayán Colombia  https://www.pagina100.com

¡Compártelo en tus redes!

Fuente: / Source: retina.elpais.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1
Hola Gracias estar conectado con Página 100
Powered by
A %d blogueros les gusta esto: