¿Cómo logran las células cancerosas ingresar al cerebro? – Periódico Página100 – Noticias de popayán y el Cauca

¿Cómo logran las células cancerosas ingresar al cerebro?

La barrera hematoencefálica (BHE) es un guardián selectivo que comprende células endoteliales, pericitos y astrocitos estrechamente conectados por proteínas especiales. La BHE separa el cerebro de la circulación sistémica y lo protege de agentes infecciosos o tóxicos extraños, incluyendo terapias médicas específicas.

De hecho, se estima que la BHE bloquea el transporte de hasta 98 por ciento de las moléculas en la circulación sistémica. Sin embargo, algunas células cancerosas metastásicas tienen la capacidad única de cruzar esta formidable defensa cerebral.

Atravesando la barrera

Por defecto, la red de células endoteliales y las uniones continuas y estrechas hacen que el mecanismo de metástasis a través de la BHE sea diferente de la metástasis a otros órganos. En condiciones fisiológicas, la BHE es tan restrictiva que ni siquiera los iones pueden pasar libremente de un lado a otro, lo que hace difícil su estudio en entornos experimentales.

No obstante, alrededor del 70 por ciento de las metástasis cerebrales muestran fugas de los vasos sanguíneos, lo que indica que la BHE está comprometida en el entorno de las metástasis cerebrales. A pesar de los múltiples esfuerzos que se han realizado en este sentido, siguen sin estar claros los factores genéticos que median en el ingreso de las células cancerosas al cerebro.

La comprensión de los procesos que facilitan la formación de metástasis en el cerebro permitirá a los científicos crear nuevos métodos para el diagnóstico y el tratamiento del cáncer.

En un reciente estudio, un equipo de investigadores de la Universidad Northwestern y de la Universidad Estatal de Moscú hizo una revisión de artículos científicos sobre la genética y los mecanismos biológicos que median la trasmigración de las células cancerosas metastásicas a través de la barrera hematoencefálica.

Moléculas celulares

Los resultados de investigaciones previas han revelado dos vías de transmigración: a través de los densos contactos de las células de las túnicas (capa de los vasos sanguíneos), en la que las células tumorales se valen de enzimas y microARN para perturbar esta estructura, o atravesando estas mismas células, lo que es posible gracias a las proteínas de la pared celular, las integrinas y ciertos grupos de enzimas.

Aunque la barrera hematoencefálica funciona muy bien, no es perfecta: las células cancerosas a veces consiguen atravesarla y desencadenar el desarrollo de metástasis.

En su revisión, los investigadores encontraron que la producción de proteínas y microARNs es típica de varias metástasis, mientras que la mayoría de las moléculas celulares descritas son únicas para un tipo particular de tumor.

En total, el equipo de investigación revisó 44 proteínas, describió el mecanismo de su influencia en la formación de metástasis y enumeró los genes que las codifican

Los autores del estudio señalan que la  identificación de biomarcadores genéticos podría servir como nuevos marcadores diagnósticos y predictivos para la progresión de la metástasis, así como para el desarrollo de nuevas terapias moleculares específicas contra las metástasis cerebrales.

Además, señalan los autores, la vulnerabilidad de la BHE no se limita a la formación de metástasis cerebrales. También interviene en otras enfermedades, como los accidentes cerebrovasculares, los traumatismos, la enfermedad de Alzheimer y los tumores cerebrales primarios. Por lo tanto, nuevas terapias centradas en la BHE podrían contribuir positivamente a otras enfermedades.

PAGINA 100 POPAYAN COLOMBIA

Prensa para leer y pensar

Foto: tekcrispy

Por: Mary Quintero

Fuente: https://www.tekcrispy.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Accede al grupo de WhatsApp Noticias grupo1 👇

Accede al grupo de WhatsApp Noticias grupo2 👇
A %d blogueros les gusta esto: