COLOMBIA Las otras enfermedades laborales que les deja el covid a trabajadores – Periódico Página100 – Noticias de popayán y el Cauca

COLOMBIA Las otras enfermedades laborales que les deja el covid a trabajadores

El Ministerio del Trabajo señala que estas aumentaron en más de 35.000 frente al registro del 2019, cuando se reportaron 504 casos, un alza del 6.844 por ciento.

La pandemia del coronavirus transformó el mapa de los accidentes y las enfermedades laborales en Colombia en el 2020, y promete seguir ajustándolo en los años venideros, a medida que el trabajo remoto y el teletrabajo cobran mayor fuerza en el mercado laboral del país.

Según expertos, no se trata solo de los menores accidentes o el disparo en las cifras de esas enfermedades registradas el año pasado, producto de la actual coyuntura, sino de nuevas patologías que comienzan a manifestarse relacionadas con problemas osteomusculares, psicosociales, desórdenes alimenticios y hasta trastornos mentales, entre otros, dadas esas nuevas condiciones de trabajo, pero que aún no están consideradas como enfermedades laborales.

Son padecimientos aún en desarrollo y que seguramente veremos a futuro asociados, entre otras razones, a efectos producidos por puestos y condiciones de trabajo no apropiados, advierte Juan Guillermo Zuloaga, director de la ARL AXA Colpatria.

Quizá por ello las estadísticas del mercado aún no las reflejan, aunque, en términos generales, las enfermedades laborales calificadas se dispararon debido, principalmente al covid-19

Según el Observatorio de Seguridad y Salud del Consejo Colombiano de Seguridad, esas enfermedades pasaron de 8.202 en 2019 a cerca de 51.000 un año después, un repunte cercano al 522 por ciento.

Solo para el sector de servicio social y de salud tuvieron un repunte del 6.844 por ciento, pues mientras en el 2020 se registraron 35.524 enfermedades profesionales calificadas, en el 2019 fueron 504, indica el Ministerio de Trabajo.

El aumento tiene que ver, principalmente, con la decisión del Gobierno de declarar la covid-19 “como enfermedad laboral directa para los trabajadores del sector salud, incluido el personal administrativo, de aseo, vigilancia y de apoyo que prestan servicios directos en las diferentes actividades de prevención, diagnóstico y atención de esta enfermedad”. Los contagios en este segmento, según el Instituto Nacional de Salud (INS), superaron los 50.611 casos, mientras las víctimas fatales sumaron 244 hasta mediados de marzo pasado.

Por el contrario, la menor presencia de personas en sus puestos de trabajo, por las restricciones de la pandemia, dejó en todos los sectores de la producción cerca de 161.200 accidentes laborales menos frente al 2019, una reducción del 26,4 por ciento, según la cartera de Trabajo.

Estamos ante el surgimiento del síndrome de la cabaña, que lleva a las personas a no querer salir de sus casas ni asomarse a la ventana o siquiera compartir en algún espacio abierto

Síndrome de la cabaña

Parte del problema que están viendo los expertos frente al surgimiento de esas nuevas patologías tiene que ver con el poco tiempo que se tuvo para hacer la transición adecuada de un esquema de trabajo presencial a otro remoto. Antes del arribo del coronavirus, las personas en teletrabajo no superaban las 200.000, y con su llegada esa cifra se disparó por encima de los 6 millones, en lo más agudo de la pandemia, según cálculos oficiales.

Camilo Gómez, vicepresidente de Promoción y Prevención de Positiva Seguros, dice que ese choque ha llevado a una afectación, principalmente, en el componente psicosocial del trabajador, derivado, primero, de la ansiedad que produce un posible contagio al tener que salir de la casa, más cuando se tiene adultos mayores en su entorno.

Estamos ante el surgimiento del síndrome de la cabaña, que lleva a las personas a no querer salir de sus casas ni asomarse a la ventana o siquiera compartir en algún espacio abierto por la ansiedad que les produce el temor a contagiarse”, señala el directivo.

Pero la forma abrupta en que llegó la pandemia tampoco dio tiempo para que las áreas de talento humano de las empresas pudieran elaborar esquemas adecuados de distribución del espacio y del tiempo para el desempeño de los trabajadores desde sus hogares, por lo que muchas veces estos pasan casi todo el día frente a un computador, sin alimentarse en los horarios que corresponde ni hacer actividades básicas, como bañarse ni ponerse ropa adecuada y mucho menos realizar pausas activas, como sí lo hacían en sus oficinas, coinciden expertos del sector.

“Estamos viendo que efectivamente esto conducirá a que esos trastornos de la esfera mental de las personas empiecen a aparecer, lo que lleva implícito unos costos importantes para el sistema de riesgos laborales en cuanto hay que establecer las actividades propias de promoción y prevención dirigidas a esa población y así enfrentar ese choque”, insiste Gómez.

Las Administradoras de Riesgos Laborales (ARL) pagaron 274.000 millones de pesos en prestaciones a trabajadores durante la pandemia en 2020, a lo que se suman más de 144.000 millones destinados al suministro de implementos de seguridad para el personal del sector de la salud, según Miguel Gómez Martínez, presidente de Fasecolda, gremio de la industria aseguradora.

En AXA Colpatria hemos reconocido prestaciones asistenciales por 4.423 millones de pesos en atención a pacientes covid y garantizado, a través de la constitución de la reserva de las prestaciones económicas, 12.071 millones para pagos de incapacidades y pensiones”, comentó Juan Guillermo Zuloaga, director de esta ARL.

Accidentes laborales

Los accidentes laborales registraron una reducción del 26,4 por ciento.Foto:

Tomas Bravo / Reuters – Archivo EL TIEMPOPrevención, la salida

Afecciones como los desórdenes alimenticios, obesidad, enfermedades cardiovasculares, lumbares, de columna vertebral y todo lo que compromete los miembros superiores serán cada vez más frecuentes.

La lista de estas dolencias es extensa, dicen los expertos, quienes no descartan, además, comenzar a ver empleados con ansiedad, depresión, ensimismamiento, falta de empatía, estrés y adicción al trabajo, asociadas a un mayor nivel de sedentarismo e inactividad física por su esquema de trabajo en casa.

Esta transformación en las formas de trabajo trae consigo nuevos retos que deben ser abordados por los empleadores, trabajadores y las ARL, para controlar los agentes de riesgo emergentes, como ergonomía, salud mental, caídas, entre otros, tanto para la promoción como para la prevención”, advierte Gema Uribe, gerente técnica de ARL Sura.

Pero advierte, no obstante, que para seguir siendo competitivos y relevantes en este entorno cambiante y caracterizado por una alta incertidumbre hay que tener en cuenta que la población trabajadora se encuentra cada vez más dispersa y con horarios mucho más flexibles.

Voceros de las ARL consultadas concuerdan en que hay que abordar y reforzar desde todos los frentes el tema de prevención y promoción tanto de los accidentes como de las enfermedades bajo el nuevo contexto laboral que tiene el país, porque está visto que el teletrabajo, el trabajo en casa y la actividad laboral por horas llegaron para quedarse.

Sin embargo, dicen que en esta adaptabilidad jugará un papel importante el proyecto con el que se busca regular el trabajo en casa, que es diferente al teletrabajo –ya se encuentra reglamentado en Colombia por la Ley 1221 del 2008 y el decreto 884 del 2012– y cuya figura surgió en medio de la pandemia para que millones de empleados pudieran en el aislamiento seguir trabajando. A la iniciativa del trabajo remoto solo le resta la conciliación entre lo aprobado por el Senado y la Cámara de Representantes, y en el que el derecho a la desconexión es uno de los aspectos claves.

“Este elemento es fundamental en la esfera mental y psicológica de un trabajador”, sostuvo Camilo Gómez, de Positiva Seguros, debido a que esto le permitirá al empleado distinguir el espacio laboral temporal con el espacio familiar y de descanso, teniendo una implicación directa positiva en la salud de las personas.¿Un accidente laboral califica estando en trabajo remoto?

Trabajar desde casa no significa que los accidentes laborales desaparecen. Este es uno de los grandes retos que tienen hoy las ARL, pues deben calificar dichos accidentes ocurridos en un entorno que no les es familiar, lo cual no será una tarea fácil.

Como tampoco lo será para el trabajador, que, dado su nuevo entorno laboral, no considere necesario reportarlo. Esa puede ser una de las razones de la caída de los accidentes laborales en el 2020, dice Camilo Gómez, de Positiva Seguros.

Pero él va más allá al señalar que “las pausas activas que se tenían en las empresas para prevenir algunas afectaciones ahora se pueden convertir en el espacio en que el trabajador ama de casa suspende una actividad osteomuscular, como puede ser la digitación en un computador, para continuar otra actividad casera (colocar ropa en la lavadora o preparar alimentos), lo que muy probablemente incidirá a futuro en un incremento en otra serie de enfermedades”, advierte.

SOURCE : www.eltiempo.com

BY: Carlos Arturo García M

ILLUSTRATION : Foto: iStock

PAGINA 100 POPAYAN COLOMBIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Accede al grupo de WhatsApp Noticias grupo1 👇

Accede al grupo de WhatsApp Noticias grupo2 👇
A %d blogueros les gusta esto: